ESTACIÓN DE TRABAJO



Nuestro cliente necesitaba un equipo que le permitiera crear contenido audiovisual de una forma fluida y rápida, sobre todo para la edición de video en 4k, donde el rendimiento de su anterior equipo era muy limitado.

Para la configuración se eligió un procesador AMD Ryzen ThreadRipper 1950X de 16 núcleos y 32 hilos de procesamiento a 3,4Ghz y una tarjeta gráfica nVidia GTX 1080Ti ambos con refirgeración líquida. 64GB de RAM DDR4 3200 y disco duro NVMe M.2 completan esta configuración que ha proporcionado una brutal mejora de rendimiento y mejora de productividad.